Grupo Holistico

Cuando una persona nace, lo hace dentro de un sistema familiar. Con valores, normas, deseos,anhelos y expectativas. Cuando dos personas se unen el reto esta en integrar lo que cada uno aporta y apartar lo que no les sirve en la creación del nuevo sistema familiar. Para poder crear uno nuevo hace falta dar gracias y decir adios al anterior.

Para el buen trascurrir de la pareja es importante saber que es propio y que es “nuestro” y tomar el 50% de la responsabilidad de lo nuestro dentro de la pareja.

También es importante que el dar y el recibir este equilibrado. Siempre hay que devolver un poco más de lo recibido para que la relación sume y cuando hay daño, dolor y ofensa devolver pero un poco menos para que reste.

Orden, amor y equilibrio en dar y recibir.

Cuando una pareja decide hacer terapia, normalmente es porque algo que estaba unido se rompe. Yo os acompaño en ver lo roto, separado y a mirar con ojos amoroso y compasivos al dique construido. A ver juntos cual sería un buen resultado a partir del asentimiento a la realidad creada. A tomar conciencia en presencia y asumir la responsabilidad.

Recordar lo que nos enamoro y valorar lo que nos hace permanecer juntos pese a todo y tomar de ahí la fuerza par continuar el camino juntos. o la fuerza par hacerlo por separado.

Cuando hemos creado una familia con hijos la separación se hace mas compleja.  Porque no hay que perder la perspectiva que nuestra pareja se rompe pero nuestra paternidad-maternidad sigue permaneciendo intacta, con todo lo que ello conlleve.

Mi papel como terapeuta es acompañar a las parejas en su crisis para que la tomen como fuente de crecimiento personal y ojala que de pareja.